¿Estaré saboteando mi dieta?

Varias maneras de sabotear tu dieta y cómo evitarlo
Varias maneras de sabotear tu dieta y cómo evitarlo

Te acercaste a un médico nutricionista, juntos establecieron tus necesidades y objetivos físicos y nutricionales, cambiaste tus hábitos diarios y diste inicio a una dieta para lograr lo que buscabas.

¡Pero! Algo ocurre. Es como si seguir esta dieta te estuviera resultando difícil. Sin darte cuenta, salís de ella en ocasiones. La dieta no te está funcionando. ¿Qué es lo que ocurre? ¿Será que estarás saboteando tu dieta?

¿Cómo saber si estoy saboteando mi dieta?

A la hora de pensar en alcanzar una exitosa pérdida de peso, hay tres factores fundamentales que nunca pueden faltar: calidad de los alimentos, reducción de las cantidades que nuestro organismo necesita y una rutina de ejercicio físico diario. Parece sumamente sencillo, ¿verdad? Entonces, ¿por qué a veces nos resulta tan difícil mantener este hábito?

Siempre, a todos nos resulta más dificultoso algún factor de los mencionados. Algunos tendremos más problemas con conseguir la calidad de los alimentos, otros con reducirla y otros con mantener el ejercicio físico correspondiente. El problema es que, si no se tiene regularidad, la pérdida de peso es casi imposible de alcanzar.

A continuación, mencionaremos algunos de los errores más frecuentes que solemos cometer y que, si se realizan, significa que estamos saboteando nuestra dieta:

Fines de semana

A lo largo de la semana, de lunes a viernes, sos una persona muy aplicada, haces ejercicio físico con regularidad, mantenés lo que establece tu dieta al pié de la letra, reducís las cantidades y, sobre todo, no das lugar a que se dé ningún tipo de tentación. Podría decirse que sos un estudiante perfecto de tu dieta.

Pero lleva el temido viernes y todo pareciera caerse. En la noche, te das un pequeño “permitido”, como premio por la buena conducta que tuviste durante la semana. Pero ese premio se extiende, llegando a convertirse en tu “día libre”. Pero claro, si mantuviste conducta perfecta durante toda la semana, sería lógico pensar que tu “día libre” pudiera durar todo el fin de semana. Y es así como, del viernes al domingo, comes y tomás todo lo que no hubieras consumido durante la semana.

¡Pero no pasa nada! Porque al lunes siguiente volvés con tu buena conducta, sacando dieces todos los días en tu dieta. Pero claro, se supone que el fin de semana es el momento en el que uno se relaja, disfruta de su vida y se divierte. Entonces, comenzás a aplicar esos “permitidos” o “días libres” todos los fines de semana.

Y el tiempo pasa y te vas dando cuenta de que el tan ansiado resultado no pareciera estarse acercando. Entonces, ¿vale la pena arrojar el esfuerzo de toda la semana a la basura, en sólo unos días del fin de semana? ¡Claro que no! Lo importante de toda actividad (dieta, ejercicio físico) es ser constante y mantenerlo con regularidad. Sólo así lograras alcanzar la pérdida de peso que tanto deseas y que tanto trabajo te está llevando. No arrojes todo tu esfuerzo al cesto con un fin de semana.

Comidas de fin de semana, el mejor momento para sabotear una dieta
Comidas de fin de semana, el mejor momento para sabotear una dieta

¡Oops! Hoy no podré hacer ejercicio

“No tengo tiempo”, “estuve muy ocupado”, “tengo mucho trabajo por hacer”, “tengo una reunión”, “un acto escolar de los chicos”, etc. ¿Será que siempre se presenta una excusa diferente para no hacer ejercicio?

Es cierto que la alimentación no alcanza para lograr bajar de peso y debe acudirse a un hábito de ejercicio físico regular. Sin embargo, es probable que ésta sea una de las tareas más difíciles de todas.

Pero, ¿vale la pena modificar nuestra alimentación, cuidarnos de las tentaciones, eliminar alimentos que puedan gustarnos… si después no vamos a bajar de peso por no hacer ejercicio? Si el objetivo es adelgazar, es momento de pensar cuáles son las prioridades, pues de nada sirve tomar la tarea si no se la lleva delante de manera completa y correspondiente.

"Hoy no tengo ganas de hacer ejercicio"
“Hoy no tengo ganas de hacer ejercicio”

Si lo que deseas es bajar de peso y has estado días, semanas o meses esforzándote en la alimentación para lograrlo, de nada serviría que lo hagas sin establecer una rutina de ejercicio físico. Esta es fundamental para poder adelgazar y es momento de que encuentres el tiempo para realizarlo, si querés poder cumplir tus objetivos. ¡Basta de excusas!

No como… ¡O me como todo!

Esto suele ser una de las actitudes más frecuentes que algunas personas adoptan cuando de hacer dieta se trata. Evitan comer a lo largo de todo el día, pero cuando llega la noche cenan como si hiciera un mes desde la última vez que probaron un bocado. Podríamos decir que esto es ya un clásico en el ambiente de las dietas.

Tal vez es hora de recordar un punto fundamental: ¡pasar hambre NO adelgaza!

El organismo reacciona, estableciendo una especie de “defensa” y acabará acumulando grasa con todos los alimentos que consumas. Al mismo tiempo, el hecho de pasarla mal durante todo el día para “bajar de peso más rápido”, sólo logrará que, después, comas todo lo que encuentres a tu alrededor (aunque esos alimentos no pertenezcan a los establecidos por tu dieta).

Me controlo siempre... ¡pero a veces me como todo!
Me controlo siempre… ¡pero a veces me como todo!

Lo ideal para bajar de peso, es comer en pequeñas cantidades cada pocas horas. A su vez, lo ideal para adelgazar es llegar a la noche sintiéndose satisfecho, de modo de que sea el horario del día en que menos alimentos se ingieran.

“Bueno… es una ocasión especial”

¿Una ocasión especial? ¿Dos ocasiones especiales? ¿Tres ocasiones especiales? Cuando la “ocasión especial” se convierte en la mejor excusa para salir de la dieta.

Una cosa es tener un casamiento, o incluso dos. Otra muy diferente, es comenzar a agendar: cumpleaños de tu amiga el sábado en la noche, cumpleaños familiar, cena con amigos, festejo del día de la Primavera, festejo del día del amigo, otro “cumple-mes” con tu pareja, etc, etc.

Resulta casi obvio decir que no existe dieta que pueda resistir todas estas “ocasiones especiales”. Si en verdad querés adelgazar y alcanzar tu peso deseado, es importante que empieces a adaptar estas “ocasiones” de la vida a tu nuevo hábito alimenticio.

Comer en secreto porque lo hacemos
Comer en secreto porque lo hacemos

Si lo que vos querés es adelgazar, alcanzar tu peso ideal, sentirte más saludable y liviano, lo importante es que comiences a realizar tu dieta y el ejercicio físico correspondiente, dejando finalmente de lado todas las excusas. La pérdida de peso no se lleva adelante por arte de magia, requiere de esfuerzo y compromiso. Es cierto que muchas veces pueda ser difícil dar continuidad a ello. Sin embargo, es fundamental que te plantees por qué lo estás haciendo y cuánto vale la pena. De esa forma, sabrás que es momento de dar un paso al frente, tomar las medidas correspondientes, dejar de lado las excusas y ¡bajar de peso!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here