Dieta para un abdomen plano

Dieta para un abdomen plano
Dieta para un abdomen plano

Nos acercamos al gimnasio, acomodamos nuestros horarios para poder asistir, nos esforzamos, pasamos por cada ejercicio que el instructor nos recomienda para llegar a nuestro objetivo. Al mismo tiempo, acudimos a nuestro nutricionista, y seleccionamos en conjunto la mejor dieta para alcanzar nuestros deseos. ¿Y cuál es ese tan ansiado deseo? ¡Pues claro! El de obtener un vientre plano.

Aquí vamos a hablar de las mejores maneras para obtener un abdomen plano a través de la alimentación. Recuerda que también necesitarás de una buena rutina de ejercicios para marcar los abdominales.

¡Quiero tener un vientre plano!

Muchas veces nos ocurre que estamos conformes con nuestro cuerpo, pero hay una pequeña inflamación en el abdomen que molesta. Lamentablemente, por motivos biológicos, la grasa que se acumula al interior del abdomen es la más difícil de eliminar. Esto se debe, esencialmente, a que es allí que se almacenan las reservas de energía para un posible futuro embarazo. Por ello, la mayor parte de las dietas comunes no suelen ser suficiente para garantizar un abdomen plano.

Si lo que querés es conseguir, a través de tu dieta, un abdomen plano, aquí hablaremos de cómo lograrlo.

Cómo reducir el abdomen con una buena alimentación
Cómo reducir el abdomen con una buena alimentación

¿Cómo llegar a mi objetivo?

A continuación, te daremos una serie de consejos a tener en cuenta si lo que se quiere es conseguir un abdomen plano.

Estos consejos son los siguientes:

¡Mucha fibra!

Para conseguir un vientre plano, consumir muchos alimentos ricos en fibra es uno de los pasos fundamentales a tener en cuenta.

Cuando nuestro cuerpo carece de fibra, comenzamos a sufrir problemas de estreñimiento. ¿Te pasó? Es el estreñimiento el que hace que en nuestro organismo se acumulen grasas y líquidos, dándonos así un aspecto y una sensación de hinchazón y pesadez.

¿Dónde encuentro la cantidad suficiente de fibra?

¡Cuidado! Que el consumo de fibra sea de gran utilidad para obtener un abdomen plano, no significa que debas comerlo indiscriminadamente y de cualquier fuente que lo contenga. Es importante que incorpores la fibra a tu dieta de manera de que le sea favorable a ésta. Las mejores fuentes de fibra son:

  • Las verduras
  • Las frutas
  • Y los cereales integrales

Tener cuidado con los hidratos de carbono

Los hidratos de carbono son esenciales para muchas de las funciones de nuestro organismo. Es importante su consumo para mantener una alimentación saludable y, en consecuencia, un buen estado de salud. Sin embargo, debemos tener mucho cuidado en no exceder la cantidad de hidratos de carbono que consumimos con nuestra dieta.

La carencia de carbohidratos puede derivar en fuertes problemas de salud. Asimismo, un exceso de los mismos, puede generar retención de líquidos y, además, hinchazón en el vientre.

Por todo eso, a la hora de consumir hidratos de carbono, es posible que la mejor opción sea acceder a los Hidratos de Carbono Integrales. Se considera bajo este nombre a los hidratos de carbono provenientes de los arroces integrales y las pastas. Al mismo tiempo, estos alimentos no sólo nos proveen de este importante elemento, sino que, además, nos brindan también la fibra que necesitamos.

Agua, agua y ¡más agua!

Tomar agua ayuda a achicar el vientre
Tomar agua ayuda a achicar el vientre

Cuando hablamos de dieta o de nutrición, si hay un elemento que no debe ponerse en duda nunca, es el agua. Al mismo tiempo, cuando decimos agua, hay algo que todos tenemos siempre claro: dos litros al día.

Ya lo sé, escuchaste lo de los dos litros de agua miles y miles de veces. Y, al mismo tiempo, es una cantidad que pareciera sumamente difícil de alcanzar.

Generalmente, el déficit en el consumo de agua tiende a ser uno de los motivos más frecuentes de fracaso de las dietas. Además, es muy común que busquemos sustituir esa cantidad con bebidas gaseosas o saborizadas, lo cual tiende a jugar en contra de cualquier tipo de dieta que busquemos realizar.

Pero sí – y en esto no hay soluciones mágicas – si lo que queremos es obtener un abdomen plano, debemos, indefectiblemente, tomar dos litros de agua a lo largo de todo el día.

¿Por qué las gaseosas no?

Bueno, esto se debe, particularmente, a que las gaseosas son bebidas carbonatadas. Ello, significa que son grandes productoras de gases y de hinchazón en la panza. Al mismo tiempo, este tipo de bebidas son muy ricas en CO2, lo cual provoca que el vaciamiento de nuestro estómago sea mucho más lento.

De todo ello, podríamos tristemente afirmar que las bebidas con gas son nuestras grandes enemigas si lo que queremos es conseguir un abdomen plano.

¡Cuidado con la sal!

No debemos creer que sean sólo las personas con hipertensión las que deben cuidarse de la sal. Moderar su utilización es fundamental si queremos tener nuestro tan deseado abdomen plano.

La sal cuenta con una gran desventaja y es que su contenido de sodio genera retención de líquidos. ¿Y dónde se acumulan esos líquidos? ¡Claro! En la panza.

La cantidad ideal de sal para mantener un volumen que sea saludable, es no superar una cucharada al día. Al mismo tiempo, esa cucharada debería ser repartida a lo largo de las diversas comidas que consumamos al día, y no contenida en una sola.

¡Pero cuidado! Limitar el consumo de sal no necesariamente significa restarle sabor a nuestras comidas. Es importante recordar que son muchas las especias que pueden condimentar de maneras deliciosas nuestros alimentos, sin poner en juego nuestro objetivo: el abdomen plano.

¡Chicles no!

 

¿Cuántas veces, durante la infancia, fuiste al dentista y te pidió que no comieras chicles? Bueno, con el objetivo de tener un abdomen plano en mente, este consejo vuelve a adquirir relevancia.

No estamos diciendo que no debas comer chicles, pero sí que tengas mucho cuidado con ellos. Lo que ocurre en estos casos es que, cuando mascamos chicle, tal vez sin darnos cuenta, estamos dejando ingresar muchísimo aire en dirección a nuestro estómago. Si bien este aire no nos hará engordar, sí provocará que nuestro abdomen se hinche.

¡A cocinar las verduras!

Es importante que, a la hora de comer verduras, éstas sean cocidas y no crudas. Esto se debe a que, cuando las verduras se encuentran cocidas, ocupan mucho menos espacio en nuestro estómago, reduciendo así la forma hinchada que nuestro vientre podría adquirir de otra manera.

Guardando la freidora…

Otra de las reglas fundamentales para conseguir ese tan deseado abdomen plano, podría denominarse como: ni grasas ni fritos. Esto tiene que ver con que la digestión de este tipo de alimentos es sumamente lenta, por lo que nos llevarían a tener el estómago hinchado durante horas.

Teniendo en cuenta los diferentes consejos que te dimos a lo largo de este artículo, verás cómo tendrás más posibilidades de conseguir ese abdomen plano que tanto deseas. Y, si bien algunos parecen difíciles de acatar, verás cómo el resultado valdrá luego la pena.

Y vos, ¿qué estás esperando para ponerlos en práctica?

1 Comentario

  1. Gente no den mas vueltas si quieren marcas la panza hay que hacer ejercicio, la buena alimentacion ayudará un poco a bajar la grasa y sobre todo a no seguir aumentandola, pero para reducir hay que acuddir al deporte

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here