Que es diabetes? Azúcar en la sangre – Uso de glucagon

Qué es Diabetes?

La Diabetes es una enfermedad caracterizada por una cantidad excesiva de glucosa en sangre, lo que es llamado comúnmente como azúcar en la sangre o tener alta la glucemia.
Se la considera una enfermedad crónica y aún no tiene cura.
Son importantes para esta enfermedad la insulina y el glucagon

Tratamientos para Diabetes

En el caso de la diabetes tipo 1 y el de la diabetes gestacional es necesaria la aplicación de insulina. Esta no es dañina para el feto.
Realizar controles de peso frecuentes. Hacer ejercicio diariamente. Medir su glucemia antes y después del mismo.
No fumar. Controlar la glucemia diariamente. Y adoptar todas las aptitudes que les serán enseñadas por su médico, para poder saber como responder a los requerimientos de insulina y su administración según el tipo de comida que se este ingiriendo.
Colocarse las dosis de insulina cada vez que sea necesario. Mantener actitudes saludables, y cuidarse.
Es necesario tener especial cuidado con los pies ya que son muy propensos a padecer problemas de circulación sanguínea e infecciones (pie diabético).
Siempre llevar consigo azúcar por si a causa de la medicación se encuentra en un cierto grado de hipoglucemia.

Complicaciones de Diabetes

En caso de no ser tratada pueden aparecer las siguientes complicaciones:

  • Infecciones recurrentes.
  • Coma diabético
  • Accidente cerebro-vascular.
  • Problemas renales.
  • Ceguera.
  • Malformaciones congénitas (embarazos).
  • Enfermedades cardiacas.
  • Presión alta.
  • Amputaciones, muy común en los pies, debido a infecciones.
  • Disfunción sexual.
  • Neuropatías diabéticas.
  • Hipoglucemia o reacción a la insulina. 

Hipoglucemia:

La hipoglucemia (glucosa en niveles bajos en sangre) puede provocarse por una dosis alta de insulina, saltearse comidas o comer muy poco en relación a la insulina tomada. También puede ocurrir luego de un ejercicio muy exhaustivo.
Los síntomas:
Son mareos, visión nublosa, temblores, hambre, dolor de cabeza, palidez y confusión, aturdimiento. Pueden aparecer convulsiones.
Tratamiento:
Para subir la glucosa en el momento se pueden tomar bebidas azucaradas tipo jugo de frutas natural o algún caramelo dulce. Luego esperar 10 a 20, minutos y medirse el nivel de glucosa, si esta baja es necesario repetir la operación una vez que halla estable no hará falta nada mas, en el caso de que siga bajo, puede empeorar y llevar al desmayo así que es importante el control y ver a un médico. Generalmente se dan inyecciones de glucagon

El glucagon es sumamente importante si existe riesgo de hipoglucemia. Es una hormona peptídica de 29 aminoácidos que actúa en el metabolismo del glucogeno, y es sintetizada por las celulas del páncreas. Estimula la glucogenólisis y la gluconeogénesis lo que produce un aumento en el nivel de glucosa en la sangre rapidamente y disminuye la liberación de insulina. Su valor normal en sangre es de 50 a 100 picogramos por mililitro.
Suele darse la interactuación de glucagon con la vitamina A.
El glucagon humano es idéntico al del conejo, rata, cerdo y vaca.

El médico decidirá si es necesario modificar la dosis de medicamentos.
Es muy importante que si se pierde el conocimiento no se le inyecte insulina, porque empeoraría, no inyectarle glucagón sino es el médico que lo atiende, no darle alimentos ni bebidas y llamar a una ambulancia en caso de urgencia.

Neuropatías diabéticas: 

En este caso el daño se ve a nivel de los nervios, se ulceran y luego traen problemas de sensibilidad (tacto, presión) en la piel y problemas motrices en los músculos, generalmente afecta los pies y las piernas.
El miembro dañado suele sufrir malformaciones.
Para prevenir la neuropatía diabética es muy importante la revisación periódica de los pies y si se observa algún abultamiento o enrojecimiento de la zona y calor local es necesario acudir al médico.
Síntomas:
Perdida de sensación general, fragilidad muscular, ardor o problemas en la erección pueden ser signos de daños nerviosos.
Hay tres tipos de neuropatías diabéticas:
La neuropatía diabética difusa, que ataca a los nervios periféricos como los de las extremidades en piernas y brazos, manos y pies.
La neuropatía diabética difusa autónoma, que ataca a los nervios pero del sistema autónomo y quienes se encargan de darle innervación a las vísceras, Aparato digestivo, urinario, genital y corazón. Entre sus síntomas tenemos, problemas digestivos, incontinencia, presión baja e hipoglucemia.
La neuropatía diabética focal, afecta solo un nervio específico por ejemplo el que inerva los músculos de la cara solamente. Sus síntomas son según los nervios que ataque: dolor detrás del ojo, dolor de pelvis y espalda baja, dolor en el estomago, de pecho, parálisis de la mitad de la cara, imposibilidad de fijar la vista en un punto.
Con respecto al tratamiento: pueden ser utilizados, analgésicos, antidepresivos, por la situación de posible parálisis. Estimulación nerviosa. Actividad física moderada.
Cuidado de los pies:

  • Lavarlos frecuentemente.
  • Revisar que no haya ulceraciones, llagas, o entumecimientos.
  • Secarlos bien y cortar sus uñas bien cortas.
  • Colocarles vaselina menos entre los dedos, antes de ponerse las medias, para evitar el resecamiento de la piel.
  • Usar medias gruesas y de algodón.
  • No colocarlos en agua muy caliente ni muy fría.
  • Utilizar calzado cómodo y de su talla.
  • No andar descalzo. 

Ojos: 

Los problemas en los ojos ocurren cuando hay daño en los pequeños vasos que irrigan a la retina. Se llama retinopatía diabética. Estos vasos pueden estorbar la visión de la retina generando opacidad y puede llegar a provocar ceguera y/ o desprendimiento de la retina.
Hay dos tipos de retinopatía diabética:
La retinopatía diabética no proliferativa: suele considerase la etapa mas inicial de la afección en la retina, los vasos sanguíneos de la retina suelen hincharse y algunos adelgazarse, y suelen derramar sangre y plasma, esto suele depositarse en la retina formando charcos e impidiendo una transferencia correcta de información al cerebro. Generalmente no suele empeorar pero es un signo de alerta, la visión suele tornarse borrosa.
La retinopatía diabética proliferativa: Con este tipo de retinopatía, idéntica a la anterior, se forman nuevos vasos sanguíneos aunque son muy débiles los cuales se pueden romper fácilmente, si la sangre llega a donde esta el humor vítreo (una sustancia transparente con forma de gelatina acuosa que rellena el globo ocular) impide la llegada y el paso de la luz por el mismo al dejar de ser transparente, y produce ceguera.
Para prevención, la persona diabética debe concurrir al oftalmólogo anualmente. Si se detecta rápido es fácil el tratamiento aunque puede requerir cirugía láser. También los vasos con sus cicatrices pueden provocar presión ocular, debilitando aun más la visión.
Síntomas:
En caso de presentar visión borrosa, manchas, o sensación de tener algo en la vista que le impide ver con definición tipo sensación de una telaraña, enrojecimiento del ojo, perdida de visión en uno o ambos ojos es necesario recurrir a un oftalmólogo.

Urinario: 

La diabetes daña vasos muy pequeños entre ellos los que se encuentran en el riñón, él utiliza estos vasos para poder filtrar las toxinas, agua y otras sales hacia los tubos colectores que luego van al uréter. Cuando estos vasos están dañados, la filtración no es la esperada y se pueden encontrar sustancias que no deberían encontrarse allí como por ejemplo las proteínas. Este tipo de daño se llama Nefropatía diabética. Si usted sufre de presión alta es muy probable que se le de más atención al sistema urinario ya que lo hace más propenso a contraer la nefropatía. Muchas veces para mejorar la purificación del cuerpo y eliminación de desechos se realizan diálisis, también existen medicamentos para tratarla. El control de la glucemia y la hipertensión pueden ayudar en el tratamiento de la nefropatía diabética.
Dentro de sus complicaciones puede haber una insuficiencia renal crónica que puede terminar en un transplante de riñón, peritonitis si llega a haber alguna infección por la diálisis, hipertensión severa y anemia.
Síntomas:
Orina espumosa. Nauseas. Vómitos. Piernas hinchadas. Aumento de peso, por retención de líquidos. Análisis de orina con presencia de proteínas y de glucosa.

Enfermedades coronarias:

Los diabéticos, tienen mayor riesgo a las enfermedades cardiovasculares como ataques cardiacos, embolias cerebrales e hipertensión.
Según investigaciones, hay entre 3 y 4 veces más de riesgo de contraer cardiopatías en los que tienen diabetes tipo 1, y diabetes tipo 2 en mayor cantidad.
La diabetes provoca el engrosamiento de las paredes de los vasos sanguíneos impidiendo el pasaje normal de sangre causando serios problemas a nivel cerebral, renal, y visual.
Si bien a veces los síntomas son imperceptibles cuando se presentan son los siguientes:
Dolor en el pecho.  Miembro inferior “hinchado” piernas, pies. Palpitaciones. Latidos irregulares.
Como medidas de prevención de enfermedades coronarias se puede controlar la glucosa en sangre para disminuir el daño a los vasos sanguíneos. Controlar la presión, en la muñeca y en los pies y tobillos. Controlar el colesterol, hacer ejercicio físico, mantener un peso saludable con una dieta balanceada realizada por un especialista. No fumar ni tomar alcohol. Y concurrir al médico con frecuencia.
Si bien tomando estos recaudos se puede bajar las probabilidades de que la enfermedad aparezca, puede ocurrir de igual manera.
También son muy propensos a la presión alta, la presión es la fuerza que hace la sangre cuando se contrae el corazón sobre las arterias y venas, cuando ésta es muy fuerte (y le sumamos la poca elasticidad de los vasos sanguíneos porque están engrosados) el vaso no cede en elasticidad y le da resistencia causándole al corazón un gasto de energía mayor. Generalmente esto puede evolucionar a un ataque cardiaco si nos tratado. De ahí la importancia de la prevención y tratamiento.
Estos son los valores normales de presión sanguínea que hay que tener de referencia para controlar los resultados:
Presión sistólica: 140 mm Hg.
Presión diastólica: 80 mm Hg.
En el caso de tener presión alta (la presión supera a los valores normales) .
Los síntomas pueden ser visión borrosa, mareos y dolor de cabeza, la visión borrosa es la más frecuente.
En cuanto al tratamiento, el médico decidirá cual es el mejor para cada caso tomando como referencias, la edad del paciente, su peso, si es muy alta o moderada la presión etc.

Dieta Asociada a la diabetes

Las personas con diabetes suelen tener una dieta normal, con la observación de que los dulces deben consumirse moderadamente.
La sugerencia es mantener una dieta saludable y balanceada que proporcione todos los nutrientes necesarios para el enfermo.

Comentarios

  1. Avatar deAlejandraAlejandra

    La diabetes es una enfermedad muy peligrosa y mortal y puede llegar hasta la muerte.<br /><br />Buena Info<br /><br />Alejandra.

  2. Avatar deCarolCarol

    Hola estoy muy preocupada porque mi mama tiene diabetes durante 30 años, pero esta semana se le rompieron unos vasos sanguineos del ojo y no puede ver bien. El doctor la dejo para verla en dos semanas y tengo miedo que se ponga peor. Parece que le van hacer algo con rayo laser y tambien quisiera saber que es lo mejor que puede comer gracias .

  3. Avatar deNielvysNielvys

    Hola estoy un muy preocupada, a mi mama se le ha descubierto la diabetes con 60 años y debido a eso cada día tiene más problemas de salud ya que al vivir en Cuba pues no tiene todos los medicamentos necesarios.<br /><br />Quisiera información y donde puedo conseguir algunos libretos o folios que hablen acerca de esta enfermedad para poder enviarselos para Cuba.<br /><br />Muchas gracias

  4. Avatar deCristobalCristobal

    La solución definitiva para el buen control sería poder llevar todos un reloj que marcara a tiempo real las cifras de glucosa en sangre. Solo con mirar ya sabriamos como actuar y evitar descompensasiones por no saber a que nivel estamos.