Viajar nos permite conocer otros lugares, además de personas y culturas diferentes.

Al momento de decidir un viaje se deben conocer información sobre el país de destino, sus características y recomendaciones que debemos tener por nuestra seguridad.

Un aspecto no siempre considerado es la seguridad médica al momento de salir de nuestro país, ya a lo largo del mundo las enfermedades varías según múltiples razones.En los países desarrollados predominan las enfermedades no trasmisibles, siendo aquellas crónicas, hipertensión arterial, diabetes mellitus y cáncer, entre otras. En los países en vías de desarrollo predominan las patologías trasmisibles, siendo aquellas producidas por virus y bacterias principalmente.

El clima es un factor esencial en el conocimiento de las enfermedades más frecuentes, en los climas tropicales aumenta el riesgo de enfermedades infecciosas, en comparación con los países con clima frío.

Para viajar a Brasil se deben tomar una serie de precauciones para evitar adquirir una enfermedad, que no puede llegar a acompañar a lo largo de toda nuestra vida o poner en riesgo la misma. Brasil se caracteriza, dada su extensión geográfica, en tener diversos climas, pero mayoritariamente es tropical. Otro aspecto a tener en cuenta en Brasil es la gran población que posee lo que predispone a grandes movimientos de personas con el incremento en la trasmisión de enfermedades por bacterias o virus. Los cuidados sanitarios para viajar a Brasil van a variar según la zona de destino, existiendo mayor riesgo en la adquisición de enfermedades a medidas que nos acercamos a las zonas selváticas.

Una precaución que se debe tener es evitar el sarampión, una enfermedad que se contagia de persona a persona por la trasmisión de un virus, que en algunas personas puede causar complicaciones importantes. Existe una vacuna para prevenir el contagio del sarampión, siendo necesaria la vacunación de forma previa al ingreso a territorio brasileño. En muchos países la vacunación contra sarampión es obligatoria pero en algunos casos puede ser necesario un refuerzo de la misma.

Otra enfermedad ampliamente difundida en Brasil es la fiebre amarilla, que se contagia a través de la picadura de un mosquito infectado por el virus. Existe vacunación específica de prevención de fiebre amarilla, siendo esencial su aplicación de forma previa al viaje. El uso de repelentes son un aliado esencial para evitar que posibles mosquitos contaminados nos piquen, también se recomienda el uso de ropa con mangas largas y gruesa para evitar ser picados por el vector.

La posibilidad de contagio de dengue existe especialmente en el sector medio y norte de Brasil, no existiendo vacunas para su prevención. El dengue se contagia, al igual que la fiebre amarilla, por la picadura de mosquitos infectados, de persona a persona. La prevención del dengue se debe basar en evitar la picadura de mosquitos en los viajeros.

Dentro de las precauciones sanitarias para viajar a Brasil se debe destacar la importancia de recibir las vacunas para sarampión y fiebre amarilla de forma previa al viaje. El tiempo ideal debería ser de un mes antes de ingresar a Brasil, como forma de que el cuerpo tenga un grado de inmunidad importante frente a las distintas infecciones. Es necesario considerar la vacunación no solamente por el riesgo de enfermarse, sino de adquirir una infección y luego trasmitirla a otras personas al regreso a nuestro país. La diseminación de varias enfermedades ocurre por los viajes entre países e incluso continentes que realizan las personas.

El uso de repelente es fundamental en todo el cuerpo y durante las 24 horas. Algunos tipos de mosquitos suelen picar más en las horas de la noche, razón por la cual, se debe aplicar al momento de dormir. El uso de aerosoles contra mosquitos y otros dispositivos son una buena alternativa especialmente dentro de los domicilios.

Brasil se caracteriza por ser un país mayormente tropical, existen una serie de recomendaciones para evitar malestares. Se debe realizar una adecuada hidratación diaria, entre dos a tres litros de agua al día, que debe aumentar, en situaciones de muy alta temperatura. Se debe beber solamente agua embotellada. La ingesta de comida debe ser mesurada, prefiriendo aquellos alimentos frescos, como frutas, verduras y productos lácteos.

Es necesario asegurarse la adecuada higiene en la preparación de los alimentos que consumimos especialmente los comprados. El local debe brindar condiciones mínimas de higiene y seguridad alimentaria para evitar problemas gastrointestinales posteriores.Algunos alimentos pueden estar en mal estado por no espetarse la cadena de frío, nos debemos asegurar que se encuentra en condiciones de ser consumido de forma segura.

Viajar a Brasil Vacunas

La mayoría de los cuadros de diarreas y vómitos al momento de viajar a un nuevo país se produce por la adquisición de un virus a través de los alimentos que se han consumido.

Todos los cuidados deben ser tomados como forma de evitar la adquisición de enfermedades para lograr un disfrute pleno del viaje a Brasil.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here