Tu piel radiante con estos tratamientos

Sabemos que nuestra piel es capaz de decir mucho acerca de nuestro estado de salud. En ella, puede notarse la presencia de distintas enfermedades como así también una mala nutrición o la falta de hidratación adecuada. Por ello, es importante generar conciencia acerca de la importancia de proteger nuestra piel, tanto de los factores exógenos del ambiente y del Sol, como así también de las causas endógenas que pudieran manifestarse en ella.

A continuación vamos a contarte acerca de 10 excelentes tratamientos estéticos que fueron formulados para el cuidado y la mejora sustancial de la piel, para que puedas elegir el mejor para vos en este verano.

Los mejores tratamientos estéticos para la piel

A veces, llegamos a un punto en el que una esponja para exfoliar y una crema hidratante no resultan suficientes para mejorar el aspecto de la piel y repararla. Es por eso que muchas personas acaban acudiendo a centros de estética para realizarse algún tratamiento en particular. Sin embargo, la oferta de éstos es cada vez más creciente, por lo que es importante conocer en qué consisten los diferentes tratamientos con los que podemos llegar a encontrarnos.

En esta ocasión vamos a decirte todo lo que necesitás saber acerca de 10 tratamientos que consideramos de excelencia, para que puedas elegir conscientemente cuál es el adecuado para vos y para tu piel.

Body by Thermage

Body by Thermage es un tratamiento que fue aprobado en el año 2006 para combatir la laxitud de la piel en diferentes partes del cuerpo, tales como los muslos, el abdomen, los glúteos y los brazos, siendo ésta una de las cuestiones estéticas más difíciles de combatir.

Lo primero que podemos decir acerca del tratamiento de Body by Thermage tiene que ver con que, a diferencia de otros tratamientos tensores de la piel, se trata de un procedimiento no invasivo. Este, no requiere de inyecciones, como así tampoco de cirugías. Asimismo, suele ser un tratamiento capaz de llevarse a cabo en una sola sesión, sin necesidad de anestesias ni de alejarse de la vida laboral y cotidiana por más tiempo que el que se está en el centro de estética.

Por otro lado, son muchas las personas que acuden también al Body by Thermage para reparar áreas de la piel que cuentan con marcas o cicatrices o, también, para reparar áreas de la misma que se encuentran en estado áspero.

Generalmente, es un tratamiento que se lleva a cabo en personas de entre 30 y 60 años de edad. Esto tiene que ver con que los resultados no tienden a ser muy notorios en quienes no cuentan con una piel en verdad flácida. Podemos destacar, además, que no es un tratamiento que cuente con limitaciones en lo que refiere al tipo y al tono de la piel.

¿Cómo es el procedimiento?

Como decíamos con anterioridad, Body by Thermage constituye un tratamiento cuyo procedimiento no es invasivo. Este, se aplica para regenerar el colágeno de la piel, en sesiones que no suelen durar más de 2 horas, como mucho.

El modo en que Body by Thermage estira la piel es mediante tecnología de radiofrecuencia capacitiva. Esta, actúa aplicando calor en la parte externa de la piel, estimulando que el colágeno se produzca por debajo de la superficie de la misma. Se trata de un procedimiento que no requiere de la utilización de ningún tipo de anestesia, ya que no genera dolor ni malestar. El único sentir que el paciente puede llegar a notar es un poco de calor en el área tratada, pero no lo suficiente como para que ello represente una situación incómoda.

A partir de este tratamiento, el colágeno generado debajo de la superficie de la piel del paciente se renueva, al tiempo que se estira. Como consecuencia, podemos encontrar una mejoría significativa en el aspecto de la piel y en su sensación, inmediatamente después de finalizada la primera sesión.

Debemos destacar, además, que se trata de un procedimiento cuyos resultados son progresivos. Si bien, como dijimos, las mejoras son inmediatas, durante los 6 meses posteriores al tratamiento con Body by Thermage ese nuevo colágeno continúa creciendo, pudiendo apreciarse con el paso del tiempo resultados mucho más contundentes a los iniciales.

Muchos pacientes han manifestado que, tras unos meses de haberse realizado un tratamiento con Body by Thermage, pudieron notar brazos, abdomen y muslos más tensos, una piel más firme y, además, glúteos más levantados.

Accent corporal

En la actualidad, el tratamiento de accent se ha convertido en uno de los más buscados, tanto para tensar la piel como para eliminar factores considerados antiestéticos como es la celulitis. Trabajando de una forma completamente libre de dolor, logra una piel sin flacidez y sin “piel de naranja” desde la primera sesión.

Cuando empezamos a notar flacidez en nuestra piel, esto puede ser consecuencia de diferentes factores. Desde modificaciones significativas en nuestro peso corporal, hasta embarazos, como así también factores externos y otros de predisposición genética.

Accent es un tratamiento con el que se puede trabajar especialmente el abdomen, los brazos, las piernas, los glúteos y los flancos.

Podemos destacar, además, que los resultados que se obtienen a partir de una sesión de accent pueden notarse de manera inmediata, a simple vista.

¿En qué consiste?

Una vez que se ha realizado una primera entrevista con el especialista que va a llevar a cabo el tratamiento, en la que se establecen los objetivos y las zonas a tratar con el mismo, se pacta la fecha y hora de la sesión. En esta, el primer paso que el especialista va a llevar a cabo es la aplicación de un aceite especial en la zona a tratar. Una vez colocado el aceite, comienza a pasar una herramienta con cabezal cuyo movimiento es permanente, hasta que la piel llegue a alcanzar una temperatura que oscile entre los 40 y los 42 grados.

Si bien es cierto que el paciente puede comenzar a sentir el calor que su piel va adquiriendo, no debe llegar a sentir ningún tipo de dolor. Uno de los elementos que más popularidad ha traído a este tratamiento tiene que ver con que se trata de un procedimiento no invasivo y sin dolor, rápido de realizar y con resultados notorios a simple vista.

Generalmente, la duración de la sesión depende de la cantidad de áreas del cuerpo a tratar. Se suelen estimar alrededor de 20 minutos por cada área. Además, se recomiendan de 4 a 6 sesiones, espaciadas por aproximadamente un mes. De todas maneras, esto es determinado en conjunto entre el paciente y el especialista, teniendo principalmente en cuenta las posibilidades y los objetivos de cada paciente en particular.

Podemos decir que los resultados obtenidos con el tratamiento corporal de accent se visualizan en dos etapas. Por un lado, un resultado inmediato del que podemos dar cuenta desde el mismo momento en que salimos de la sesión, en donde logramos la contracción del colágeno existente en nuestro cuerpo. En segunda instancia, el paso del tiempo va progresivamente acentuando estos resultados, pudiendo notarse la máxima expresión de los mismos alrededor de 3 meses después, que es cuando el nuevo colágeno ya se ha producido por completo.

Microdermoabrasión

Vamos a hablar ahora acerca de un tratamiento que se ha vuelto muy popular, como consecuencia de los efectos significativos que tiene sobre la piel, otorgando a esta un efecto mucho más joven, limpio y suave en cuestión de minutos. Estamos refiriéndonos a la microdermoabrasión.

Para orientarnos, podemos decir que las técnicas de la microdermoabrasión nos permiten obtener resultados que son muy similares a los de un peeling corporal, pero siendo un tratamiento mucho menos invasivo para el cuerpo del paciente. A diferencia del otro caso, se trata de un procedimiento a partir del cual el paciente puede retornar a sus actividades cotidianas inmediatamente después del mismo, sin problema alguno.

El objetivo fundamental de la microdermoabrasión, podríamos decir, es que la propia piel se renueve de manera natural. De esta manera, no sólo se ayuda a reducir las arrugas y las marcas de expresión, sino que también se combaten las cicatrices y otras manchas que puedan existir. En definitiva, la microdermoabrasión es un tratamiento que funciona a partir de la eliminación de las capas exteriores de las células en la piel.

La microdermoabrasión persigue resultados similares a los que podríamos obtener a partir de diferentes técnicas de exfoliación. Sin embargo, lo que diferencia a las técnicas frecuentes de exfoliación de un tratamiento de esta índole, tiene que ver con la profundidad a la que puede llegar cada uno en cuanto al barrido de las células muertas. En la microdermoabrasión podemos encontrar un acceso más profundo a las mismas, logrando así mejores resultados.

¿Por qué eliminar las capas de células muertas de la piel? Porque es este accionar el que promueve la regeneración celular, estimulando considerablemente la producción natural de colágeno y de elastina.

¿De qué manera se lleva a cabo?

Lo primero que podemos decir es que la cantidad de sesiones que se requieran y la frecuencia de las mismas dependerá de los objetivos personales de cada paciente en particular. Generalmente, se recomienda llevar a cabo una sesión cada aproximadamente 10 a 15 días. Se estipula que se requieren al menos 5 sesiones para garantizar resultados efectivos y duraderos en el tiempo.

Pocas son las preparaciones a las que el paciente debe atender antes de llevarse a cabo una sesión de microdermoabrasión. Generalmente, se solicita la aplicación de cremas llamadas “retinoides”, cuya función es la de optimizar los efectos obtenidos con la sesión de microdermoabrasión. Es habitual que el especialista solicite que la utilización de dichas cremas se suspensa alrededor de 48 horas antes de la sesión en sí.

En lo que respecta a la propia sesión, esta suele tener una duración de aproximadamente media hora, acabando con la colocación de una crema descongestiva. La única recomendación que suele hacerse tras el procedimiento es evitar la exposición al Sol de las áreas tratadas, durante al menos el primer día.

Entre los resultados que debemos esperar si acudimos a sesiones de microdermoabrasión, encontramos:

– Un aumento exponencial en la circulación de sangre de nuestro cuerpo, lo cual tiene efectos significativos en la salud de la piel;

– Disminución de arrugas finas y de líneas de expresión en las zonas tratadas;

– Reducción en los daños de la piel que son causados por factores del paso del tiempo y del ambiente;

– Ampliación de los poros;

– Mejora en las estrías;

– Reducción considerable de la hiperpigmentación.

Es un tratamiento al que pueden acudir personas con diversos tipos de piel, que cuentan con una superficie grasa, con acné o cicatrices consecuencias del mismo, con estrías, con arrugas finas y marcas de expresión, con cicatrices pequeñas, manchas o quemaduras.

Peeling corporal

El peeling corporal es uno de los tratamientos estéticos para la piel del cuerpo más populares de todos. Se trata de un procedimiento a partir del cual se retiran y combaten las impurezas que se encuentran en la epidermis. El objetivo fundamental de este tratamiento tiene que ver con estimular que la propia piel pueda generar nuevas capas y más saludables. A partir de este tratamiento, lo que se logra es eliminar las toxinas y lograr una piel suave y brillante.

Básicamente, podríamos decir que el peeling corporal consiste en una técnica de exfoliación, a partir de la cual se aplican diferentes sustancias en la piel del paciente, dependiendo éstas de las necesidades de cada paciente en particular. El objetivo fundamental del peeling corporal es eliminar las células muertas que se mantienen en nuestra piel mejorando las capas superficiales de la misma. Por otro lado, es un tratamiento que estimula considerablemente la producción de nuevas células.

Entre los beneficios que pueden obtenerse a partir de un peeling corporal, se destacan:

– una piel con un aspecto mucho más joven, terso y limpio;

– una mejor circulación sanguínea;

– una superficie más proclive a la correcta absorción de cremas y lociones;

– la desaparición de durezas y áreas de la piel agrietadas;

Carboxiterapia

La carboxiterapia es un tratamiento estético que se basa en la utilización de dióxido de carbono como camino para la belleza de la piel. El dióxido de carbono no sólo constituye un elemento mayoritario en nuestra atmósfera, sino que ha sido aplicado para una gran diversidad de tratamientos cosméticos.

Entre los diferentes usos que se le suele dar a este tratamiento exitoso que es la carboxiterapia, se destaca el combatir la flacidez y la celulitis, como así también la eliminación de los cúmulos de grasa. Tales son sus virtudes, que este tratamiento ha sido incorporado en cada vez más centros de estética de diferentes partes del mundo, volviéndose uno de los más populares.

Como podemos intuir, las aplicaciones con que cuenta la carboxiterapia son de los más diversas. Una de las más buscadas tiene que ver con el acné. En estos casos, se utiliza el dióxido de carbono para combatir la infección que da lugar a estos brotes. Al mismo tiempo, es excelente para reparar y regenerar la piel que se ha visto dañada como consecuencia del acné y las marcas que éste puede llegar a dejar.

Por su parte, otro de los problemas que suele ser muy tratado a partir de la carboxiterapia son las estrías. Esto tiene que ver con que la carboxiterapia no sólo estimula una mejora significativa en la circulación sanguínea en el cuerpo, sino que, además, favorece la propia producción de colágeno y elastina para estirar la piel y rellenar las áreas afectadas. De esta manera, aunque es posible que no logre eliminarlas por completo, la carboxiterapia es un excelente tratamiento estético para atenuar los efectos de las estrías.

Entre otros de los beneficios, destacábamos además la eliminación de los cúmulos de grasa. No se trata de reemplazar el gimnasio y la dieta con carboxiterapia. Sin embargo, puede ayudarnos a optimizar aún más los efectos de estos dos factores juntos. ¿De qué manera reduce la grasa acumulada? A través de un estímulo en la oxidación de los ácidos grasos. Debemos dejar en claro que este tratamiento no resulta suficiente para lograr eliminar la grasa acumulada del cuerpo, sino que debe ser el complemento de un estilo de vida saludable y equilibrado.

También podemos encontrar, entre los beneficios obtenidos a partir de la carboxiterapia, una disminución considerable en el nivel de estrés diario. Esto, ciertamente, trae consigo también efectos estéticos. Es muy útil para combatir las bolsas en los ojos, las ojeras, como así también la caída del cabello.

¿Cómo se lleva a cabo el tratamiento?

La aplicación del dióxido de carbono, estrella de la carboxiterapia, se lleva a cabo por vía subcutánea, a través de pequeñas infiltraciones. Podemos destacar, entonces, que se trata de un tratamiento excelente, pero no invasivo.

Si bien es cierto que pueden sentirse unas muy pequeñas molestias, no es frecuente que exista dolor, al tiempo que es un tratamiento que no presenta efectos secundarios. También puede llegar a notarse la aparición de un pequeño moretón justo en el área de aplicación, pero que tenderá a desaparecer por su cuenta con el paso de unos pocos días.

Generalmente, para obtener los mayores resultados, se suelen requerir de 10 a 15 sesiones. Estas, en 2 o 3 veces a la semana. De todas maneras, eso depende de cada centro de estética, de los especialistas con los que se lleve a cabo el procedimiento y de las necesidades y los objetivos de cada paciente en particular.

Radiofrecuencia corporal

Cuando hablamos de la radiofrecuencia corporal, nos estamos refiriendo a un tipo de tratamiento estético que, además de no ser invasivo ni doloroso, puede aplicarse en una gran diversidad de partes del cuerpo, logrando entonces reducción del volumen y firmeza en la piel.

Siendo un tratamiento considerablemente antiguo, la radiofrecuencia corporal es, en el ámbito de la estética y la cosmética, uno de los tratamientos más populares para la reducción de volumen corporal, como así también para la reafirmación de la piel.

Cuando se requiere para procedimientos de orden estético (porque a veces también cuenta con aplicaciones en el ámbito quirúrgico), la radiofrecuencia corporal utiliza un nivel de energía que no resulta invasivo, que no genera cortes en la piel y que, por lo tanto, no deja cicatrices luego de su aplicación. Lo único que el paciente puede llegar a sentir con este tratamiento es un poco de calor mientras el mismo se está llevando a cabo. De todas maneras, son muchos los pacientes que consideran a este momento de calor como un toque relajante para su sesión.

¿Cómo se realiza el procedimiento?

La radiofrecuencia corporal se lleva a cabo mediante una máquina especializada, la cual cuenta con un manípulo que es aplicado sobre la piel de los pacientes. El objetivo es calentar la epidermis desde adentro, no desde afuera. Este calentamiento interno es necesario para que la radiofrecuencia corporal genere efectos significativos en dos áreas diferentes: en la piel y en el tejido graso subcutáneo.

Podemos decir, entonces, que la radiofrecuencia corporal trabaja emitiendo ondas electromagnéticas. Son estas ondas electromagnéticas las que dan lugar a un movimiento rotacional de las moléculas de agua que radican en el tejido graso. Este, es calentado a través de la fricción. Debemos destacar, además, que el nivel de temperatura que pueda llegar a levantarse depende necesariamente de la cantidad de moléculas de agua que se encuentren en el tejido graso. Se estima que, mientras mayor sea esa cantidad de moléculas, mayor calor se logrará obtener y, por tanto, mayores serán los resultados finales.

Debido a lo mencionado con anterioridad, una de las preparaciones fundamentales que en casi todos los centros de estética se hacen antes de este tratamiento, tiene que ver con beber suficiente agua durante las semanas anteriores a la primera sesión (sosteniendo el consumo durante el resto de las sesiones).

La cantidad de sesiones que se requieran dependerá de las necesidades y de los deseos de cada paciente. Sin embargo, si bien es cierto que con una o dos sesiones pueden notarse inmediatamente mejorías en el aspecto saludable de la piel, como así también la atenuación de problemas como la celulitis y las estrías, esto no suele ser duradero en el tiempo. Para que las zonas del cuerpo objetivo sean tratadas en profundidad, generando efectos duraderos en el largo plazo, se deben hacer por lo menos entre 10 y 18 sesiones.

Debemos decir, además, que la radiofrecuencia corporal es un tratamiento que puede ser aplicado en casi cualquier parte del cuerpo, como así también en cualquier tipo de piel, no teniendo demasiadas limitaciones en este sentido. Las áreas más frecuentes a tratar con este procedimiento son: los glúteos, las estrías, los senos, las piernas, los brazos, el abdomen, el cuello y la papada.

Finalmente, en lo que refiere a los resultados, podría decirse que la radiofrecuencia corporal consiste en una suerte de lipoescultura, pero sin necesidad de acudir a una cirugía estética. Entre sus efectos más destacados, encontramos los siguientes:

– Formación de nuevo colágeno y elastina, logrando que se reestructure el tejido cutáneo y brindándole fuerza y tonicidad a éste, otorgándonos una piel mucho más firme a la vista y el tacto.

– Aumento considerable en la circulación sanguínea del tenido graso, favoreciendo sustancialmente su metabolismo para favorecer su eliminación.

– Aumento y facilidad en el drenaje linfático del cuerpo, pudiendo eliminarse las toxinas y los líquidos que afectan a la celulitis.

Venus Freeze

Cuando hablamos de Venus Freeze nos estamos refiriendo a un equipo médico utilizado especialmente para desarrollar tratamientos estéticos. En este, se combinan dos tecnologías de excelencia: los pulsos magnéticos y la radiofrecuencia multipolar. El motivo por el que estas dos tecnologías se conjugan en Venus Freeze es que, de esa manera, se puede trabajar la piel, tanto del rostro como del cuerpo, interna y externamente al mismo tiempo.

Generalmente, el Venus Freeze está indicado para aquellas personas, tanto hombres como mujeres, que buscan reducir grasa localizada, tensar la piel, modelar el cuerpo y combatir marcas como la celulitis. Es un equipo a partir del cual se puede mejorar la elasticidad y la textura de la piel, reafirmándola, como así también reducir y prevenir marcas antiestéticas como la celulitis y las estrías. Además, es considerado como un tratamiento con fuerte potencial “anti-age” y excelente para modelar el contorno del cuerpo.

¿De qué forma funciona?

Decíamos ya con anterioridad que el Venus Freeze trabaja desde el interior y desde el exterior al mismo tiempo. Sus pulsos magnéticos y su radiofrecuencia multipolar generan una matriz de energía sobre la zona a tratar, la cual estimula la regeneración del colágeno y la elastina, como así también la angiogénesis. Asimismo, se trata de una tecnología que ofrece la capacidad de trabajar en el interior del tejido, logrando de esa manera una significativa reducción en las células grasas, rompiendo los triglicéridos. El calor con el que trabaja Venus Freeze es distribuido de manera uniforme. Esto, genera que no existan prácticamente efectos secundarios en su aplicación, eliminando la necesidad de enfriamiento de la piel y evitando quemaduras por exceso de calor en zonas localizadas.

Podemos decir, entonces, que son cuatro los factores a partir de los cuales Venus Freeze trabaja para tensar y mejorar sustancialmente el aspecto de la piel. Por un lado, encontramos la angiogénesis. Esta, consiste en la formación de nuevos y muy pequeños vasos sanguíneos – mediante la estimulación de factores de crecimiento vascular – lo cual favorece un aumento exponencial en la circulación y el flujo de sangre hacia toda el área tratada. Sabemos que es la falta de dicho flujo sanguíneo lo que tiende a generar el envejecimiento prematuro de la piel. En segunda instancia, encontramos la lipólisis. Este proceso es el que se encarga particularmente de lograr una reducción significativa en las adiposidades localizadas y acumuladas, logrando de esa manera combatir a la celulitis. Finalmente, nos encontramos con la reestructuración de la elastina y el colágeno, como así también la regeneración de colágeno.

Las zonas del cuerpo que más frecuentemente se tratan con Venus Freeze son el rostro, el cuello, el escote, los brazos, el abdomen, los glúteos, los muslos y, en definitiva, el rejuvenecimiento de la piel en general.

Entre los principales resultados que pueden obtenerse a partir del tratamiento con Venus Freeze, se destacan el rejuvenecimiento y estiramiento de la piel, la reducción y el modelado de los contornos corporales, una reducción considerable de la celulitis, un lifting facial sin necesidad de acudir a tipo alguno de cirugía.

Vela Shape II

En lo que refiere a la reducción de los contornos corporales, Vela Shape II constituye una de las tecnologías más buscadas para dichos objetivos. Es, especialmente, buscado cuando queda por bajar aquellos centímetros que no se logran reducir con actividad física y con una alimentación saludable y equilibrada. Se ha considerado a Vela Shape II como la tecnología capaz de eliminar esos cúmulos de grasa que no se van con un cambio de hábitos.

Una de las ventajas fundamentales de Vela Shape II, además, tiene que ver con que se trata de un procedimiento con resultados significativos, pero sin necesidad de acudir a una cirugía estética. Se trata de un procedimiento terapéutico y eficaz, de acción inmediata y cómodo, que ofrece además una solución para la celulitis y para la flacidez en la piel.

¿Cómo trabaja Vela Shape II?

Esta tecnología combina infrarrojos y energía de radiofrecuencia bipolar, como así también diversos mecanismos dedicados a la absorción. No sólo puede reducir el volumen corporal, sino que, además, combate la flacidez de la piel y mejora sustancialmente la textura de la misma.

Esta combinación tecnológica funciona generando calentamiento intensivo en las células del tejido graso como así también de las fibras dérmicas subyacentes de colágeno. En lo que refiere a los adipocitos, el calentamiento general de estos se obtiene a partir de un aumento en el nivel de radiofrecuencia.

Vela Shape II presenta un diseño óptimo con electrodos, logrando además una absorción simultánea, para que el calor pueda penetrar en las capas más profundas de la piel de manera más rápida.

Generalmente, los pacientes experimentan reducciones de entre 1 y 3 centímetros tras la primera sesión. Esto ha obtenido importantes porcentajes de aceptación y de conformidad entre los mismos. Otra de las grandes ventajas que los distintos pacientes han sabido destacar acerca de este tratamiento, tiene que ver con que es un procedimiento completamente indoloro. No sólo no se padecen molestias, sino que además muchas personas han comparado su sensación con la de un cálido masaje. Esto tiene que ver con que es un tratamiento que ha sido pensado, desde el comienzo, como capaz de adaptarse a la sensibilidad y, especialmente, a la comodidad de los diferentes pacientes.

Criolipolisis

La criolipolisis constituye uno de los mejores tratamientos estéticos de orden no quirúrgico para la eliminación de la grasa corporal. Es altamente eficaz, especialmente, para aquellos depósitos de grasa localizada que no pueden eliminarse con ejercicio y con una dieta equilibrada y variada. En este sentido, se trata de un procedimiento que elimina el tejido adiposo, pero sin necesidad de acudir a un procedimiento quirúrgico.

En otros términos, podría decirse que la criolipolisis ofrece resultados altamente similares a los de una liposucción. Sin embargo, una de las diferencias fundamentales entre estas – y también respecto a otras técnicas que apuntan a dichos objetivos – tiene que ver con que la criolipolisis no permite que vuelva a acumularse tejido adiposo en las zonas que han sido tratadas. No sólo es, entonces, uno de los tratamientos más eficaces y duraderos para eliminar y combatir la grasa corporal, sino que, además, es indoloro, no cuenta prácticamente con posibilidades de efectos secundarios, no es invasivo y no requiere de tipo alguno de anestesia.

¿De qué manera funciona la criolipolisis?

Para llevar a cabo la criolipolisis, se utiliza un aparato que genera una suerte de “pellizco” en la zona a tratar, haciendo lugar a un vacío- Una vez que ha llegado a este punto, procede generando un congelamiento, buscando alcanzar hasta los -5°C. Ya alcanzada, esta temperatura debe ser mantenida por un plazo aproximado de una hora. Durante este tiempo, las células adiposas se irán destruyendo como consecuencia directa de las bajas temperaturas.

Algo que debemos decir es que se requiere de un cierto tiempo para observar correctamente los resultados. Esto tiene que ver con que esas células que han sido destruidas en el procedimiento comienzan entonces un plazo natural de eliminación, que tiene su punto de inicio tras la sesión, pero que se extiende durante los primeros 2 a 3 meses. Una vez que ha finalizado por completo este proceso de eliminación de las células adiposas, desaparece completamente la capa de grasa localizada en la zona en la que hemos aplicado el tratamiento, reduciendo considerablemente el volumen de los contornos.

Hay que aclarar, de todas maneras, que si bien los resultados de este tratamiento son permanentes, lo serán en tanto el paciente los complemente con actividad física regular y una dieta equilibrada. La criolipolisis elimina la grasa acumulada de las zonas tratadas, pero no es un método para adelgazar si no se toman los cuidados necesarios.

Diamond Peel

En este caso, nos estamos refiriendo a una suerte de peeling mecánico, pero que es llevado a cabo a través de elementos naturales, tales como los diamantes. Hablamos del Diamond Peel, una excelente alternativa para mejorar y embellecer la piel.

Lo primero que podemos decir acerca de este tratamiento, tiene que ver con que, si bien es cierto que es mucho menos invasivo que un peeling tradicional, genera resultados en profundidad y duraderos en el tiempo. En cuanto a sus objetivos, se trata de un procedimiento al que se accede cuando se busca pulir, reparar y rejuvenecer la piel, a través de métodos indoloros y simples.

Una de las principales ventajas de este tratamiento, además de su condición de no invasivo e indoloro, tiene que ver con que es capaz de llegar a áreas más complejas a las que otros tratamientos no pueden acceder. Se trata de áreas tales como los párpados, los contornos de los labios y de la nariz, en cuello, entre otros. Al mismo tiempo, no sólo el paciente puede recuperarse por su cuenta y de una manera absolutamente rápida y sencilla, sino que además no cuenta con efectos secundarios ni adversos.

En lo que respecta a las aplicaciones de este tratamiento, podemos decir que, el mismo, suele usarse para: el acné y las cicatrices del acné, las estrías, el envejecimiento facial, las manchas, la pigmentación anormal, las cicatrices profundas, los poros abiertos, las arrugas y demás marcas de expresión y la piel que ha sido dañada por efectos del Sol.

¿Cómo es el procedimiento?

Otra gran ventaja que debemos reconocer acerca del Diamond Peel, tiene que ver con la rapidez con que se llevan a cabo las sesiones. Estas, no suelen durar más de 30 minutos, siendo los primeros 15 destinados al trabajo específico con Diamond Peel, en tanto los últimos 15 se destinan a colocar una máscara descongestiva y nutritiva para favorecer la recuperación espontánea y rápida de la piel y poder así continuar con la vida cotidiana desde el momento en que se pone un pie fuera del consultorio. En lo que refiere a la cantidad de sesiones necesarias, como ocurre con casi todos los tratamientos, estas dependen de las necesidades y los objetivos de cada paciente en particular y son pactadas en conjunto con el especialista a cargo.

Finalmente, tenemos que hablar acerca de los resultados que podemos obtener con Diamond Peel. Muchos pacientes han definido a estos resultados como una sensación de “plastificado” de la piel, estando esta mucho más firme, limpia y sin impurezas. Además, trae consigo importantes beneficios de hidratación profunda de la piel. Generalmente, se obtiene también una sensación de suavidad en la piel tratada, notando una suerte de efecto renovador en la misma. Además, es muy importante destacar que se trata de un procedimiento que es capaz de normalizar el ph natural de la piel, que puede verse alterado por diversos factores, tanto endógenos como exógenos. Una vez que se ha llevado a cabo la primera sesión, suele realizarse un mantenimiento cada 30 a 60 días aproximadamente, según cada paciente.

Bueno, ya has visto todo lo que necesitabas saber acerca de los 10 mejores tratamientos estéticos para la piel del cuerpo que hay en el mercado. ¿Cuál es tu favorito?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here