Retinitis, sensibilidad a la luz

Definición de Retinitis

Es una rara y muy poco mencionada enfermedad ocular hereditaria y degenerativa. La Retinitis es progresiva a lo largo del tiempo, la persona que lo padece nace con ella, pero lamentablemente solo se manifiesta a partir de la adolescencia, cuando la enfermedad ya esta avanzada.

Causas de Retinitis

Es causada por diferentes defectos heredados de la retina, que hacen a esta aun mas sensible a la luz que una no afectada.
Los defectos se encuentran en tres tipos de células que posee la retina, estas son las células bastón, encargadas de transmitir luz sombría y permiten la visión periférica, las células cono, transmiten el color y los detalles de las imágenes, y en la conexión de las células que componen la retina.
A veces la enfermedad es genéticamente dominante, se necesita un gen venir de un padre para que el niño tenga la retinitis pigmentosa, otras la enfermedad es “X-enlazada”, solamente un gen pasado de la madre causará que el niño desarrolle la retinitis pigmentosa.

Síntomas de Retinitis

Los síntomas de esta enfermedad, son también de otras enfermedades oculares, además deben tomarse como general debido a que pueden experimentarse estos u otros síntomas dependiendo de la gravedad o avance de la enfermedad.
Los síntomas más comunes son:

  • La dificultad para ver en lugares con poca luminosidad o en la oscuridad (suelen producirse accidentes derivados de esta dificultad por la noche).
  • Disminución del campo visual ya sea en el central o en el periférico.
  • Dificultad para ver los objetos.
  • Visión borrosa.
  • Moscas volantes, manchas flotantes que se observan frente a los ojos, no están sobre la superficie de los ojos sino dentro de ellos y corresponden a pequeños detritos celulares que aparecen y desaparecen sin tratamiento, y deslumbramiento al presentarse exceso de luminosidad.
  • Cambios pigmentarios en la retina, generalmente rodeando los vasos.
  • Atenuación vascular en períodos tempranos y, más tardíamente.
  • Palidez del disco óptico y compromiso macular.
  • Desprendimiento de vítreo posterior, pigmento en vítreo y degeneración vítrea.
  • Cataratas.
  • Pérdida relativa del oído.

Cuando ya esta avanzada la enfermedad, existe una visión central. escasa y más mínima aún la visión periférica.
Frecuentemente la retinitis comienza en un solo ojo pero luego progresa en el otro, y puede llegar, en casos muy graves y sin tratamiento, a ceguera en 6 meses.

Diagnóstico:

Se toman una serie de exámenes para obtener el diagnóstico de retinitis, estos son: la prueba de agudeza visual, la tabla habitualmente utilizada por el oftalmólogo, oftalmoscopia, consiste en mirar la retina, especialmente los vasos sanguíneos, la entrada del nervio óptico y alteraciones mismas que pueden encontrarse en la retina, pruebas de refracción, examen de los ojos que mide la capacidad que posee una persona para ver un objeto a una distancia específica, determinación defectiva del color, examen de la retina y hasta un ultrasonido en el ojo, es la onda material con frecuencia superior a los 20 000 Hz., se producen por la vibración de piezoeléctricos (materiales que con la acción de un campo eléctrico sufren tensiones internas que crean el ultrasonido).

Tratamientos para Retinitis

El objetivo no es la cura total de la enfermedad, aún no se encuentra, sino la prevención del avance de esta para prevenir la ceguera, otorgándole mejor calidad de vida al paciente. Es una terapia prolongada, existen medicamentos vía oral, intravenosas, inyectables o intravítreo, inyección ocular. Pero existen tratamientos específicos que el médico debe administrar basándose en la edad del paciente, la historia clínica y la salud en general, el avance que tenga la enfermedad, la tolerancia del paciente a determinados tratamientos, medicamentos y terapias, y las expectativas para la trayectoria de la enfermedad. Es desaconsejable el uso de remedios caseros para el tratamiento de la retinitis, debido a que puede no ser lo adecuado y provocar otra enfermedad de menor riego.