Gemoterapia

Hablemos de la gemoterapia

Podríamos definir a la gemoterapia como un tipo de medicina alternativa que se basa esencialmente en el arte de curar a las personas a través de las propiedades que presentan ciertas gemas y cristales.

Las propiedades con que cuenta cada gema o cristal suelen estudiarse a través de algunos componentes esenciales de las mismas: la forma, el color, su composición química básica y su estructura cristalina o geométrica.

¿Cómo se realiza la gemoterapia?

gemoterapia-1La gemoterapia se lleva a cabo aplicando las gemas, piedras preciosas o semipreciosas sobre los distintos chakras o centros de energía del cuerpo del paciente. Esto se dispone según su patrón de vibración, pudiendo de este modo equilibrar los niveles y flujos de energía en el cuerpo. Al mismo tiempo, es muy frecuente dibujar mandalas sobre los chakras, para potenciar así el tratamiento.

Cuando las gemas son colocadas sobre el cuerpo del paciente, activan toda la información que se halla guardada al interior de éste. Podríamos definir al chakra como un estado de conciencia que alberga consigo toda la información que atañe a nuestro cuerpo y nuestro organismo.

Por otra parte, ese mismo patrón de vibración corporal puede también ser canalizado a partir de un proceso que consiste, básicamente, en dejar reposar la gema dentro de un recipiente con agua, durante el tiempo en que el sol y la luna recorren con su luz (puede ser durante unas horas o durante días) dicho recipiente. Esto, ayudado con ciertas prácticas de meditación consciente, da lugar a lo que lleva el nombre de “Elixir de gema”.

Cristales y sus propiedades

dscn3839Los cristales más comúnmente utilizados por la gemoterapia, son seleccionados a partir de sus propiedades y los beneficios que, según esta práctica, tienen para sus pacientes. A continuación, mencionaremos algunos de los cristales más utilizados en la gemoterapia:

  • Aguamarina: la aguamarina se caracteriza por relajar el cuerpo y la mente, permitiendo conectarnos con nuestro inconsciente y abriendo nuevos caminos hacia el desarrollo de la amistad y la fidelidad en la pareja. A su vez, la aguamarina se cree que ayuda a combatir el estrés, la laringitis, la faringitis, los dolores de cabeza y de cuello, las deficiencias en la vista y la hipertensión arterial
  • Amatista: se considera que la amatista es capaz de transformar las energías negativas en positivas. A su vez, combate los problemas sanguíneos y los hepáticos, ayuda a eliminar de nuestro cuerpo las toxinas y combate las adicciones. La amatista es utilizada también para incrementar la función cerebral, la intuición y favorecer la asimilación de nutrientes por parte de nuestro organismo
  • Agata: se considera que este cristal es el que permite aumentar la autoestima, como así también la nobleza. Es de gran utilidad para combatir los dolores musculares y las distintas afecciones de disco.
  • Granate: es la gema utilizada para el rejuvenecimiento, tanto energético como físico. Al mismo tiempo, se considera que es una piedra que, al frotarla pidiendo un deseo, aumenta las posibilidades de que éste se vuelva realidad.
  • Acerina: es la gema capaz de aumentar nuestro campo magnético, manteniéndonos en un mayor estado de alerta. Al mismo tiempo, se cree que incrementa los niveles de hemoglobina, ayudando a combatir los distintos tipos de tumores y fortaleciendo las extremidades del cuerpo
  • Ojo de tigre: se considera que ésta nos aleja de cualquier influencia negativa y nos acerca sólo buenas relaciones con las personas. Al mismo tiempo, se cree que favorece el acceso monetario y que nos brinda valor ante los retos. Además, protege de la envidia y del “mal de ojo”
  • Quarzo cristal: almacena y amplifica la energía
  • Quarzo verde: brinda armonía
  • Quarzo azul: relaja y mejora la expresión verbal
  • Quarzo rosado: suaviza el carácter. Ayuda a superar ciertos traumas y a encontrar armonía

Las mencionadas con anterioridad son sólo algunas de las tantas gemas que se utilizan habitualmente en la gemoterapia, según cuáles sean las necesidades específicas de cada paciente en particular.

El color de las gemas

Los colores consisten en una impresión óptica, la cual captamos como proveniente de la emisión de energía acorde a su nivel de densidad.

Mientras más leve sea vibración de la emisión de energía, más cerca del blanco estará el color de la gema. La tonalidad blanca es la que simboliza un cierto aspecto espiritual. Por el contrario, cuanto mayor sea la densidad de la energía, más cerca se encontrará del color negro y, por tanto, de un aspecto más material.

La forma de las gemas

Son siete los sistemas de cristalización:

  • Cúbico
  • Hexagonal
  • Tetragonal
  • Rómbico
  • Triclínico
  • Monoclínico
  • Trigonal

Las gemas que pertenecen a cada uno de estos siete sistemas poseen sus propias propiedades energéticas, las cuales se asocian directamente con ciertos planos de la realidad.

Si estás pensando adentrarte en el mundo de la medicina alternativa, la gematerapia pueda ser una de las mejores opciones para vos, para que puedas alcanzar un mayor auto-descubrimiento y una mejor conexión con vos mismo, con tus emociones, con tu psiquis y, en consecuencia, con tu cuerpo en su totalidad.

Y vos, ¿ya probaste con la gematerapia?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here