Ser Fitness desde el hogar

Es muy común encontrar personas que quisieran practicar más ejercicio, pero no cuentan con el tiempo o el dinero suficiente como para pasarse amplias horas en un gimnasio o practicando alguna otra actividad a la que deban asistir. Esto es uno de los impedimentos más frecuentes para quienes quisieran practicar el Fitness, pero no pueden hacerlo. Sin embargo, hoy, practicar Fitness en la comodidad del propio hogar puede llegar a ser mucho más fácil de lo que parece. Te contamos todo sobre ello.

Que tu hogar sea tu propio gimnasio Fitness

Algo que tenemos que tener en cuenta antes de comenzar, tiene que ver con nuestros objetivos. ¿Queremos bajar de peso? ¿Queremos ganar masa muscular? ¿Qué pretendemos de nuestro entrenamiento? Una vez sabiendo eso, vamos a poder encontrar las estrategias adecuadas para satisfacer nuestros deseos.

A continuación vamos a contarte diferentes maneras de ser una persona Fitness desde tu hogar, según sean tus objetivos.

¿Si quiero perder grasa?

Ahora vamos a hablar acerca de las estrategias Fitness que podés realizar desde la comodidad de tu hogar para perder esa grasa que te molesta. Lo primero que tenemos que decir al respecto es que, si bien es cierto que se necesita de realizar modificaciones en nuestros hábitos para lograr la pérdida de grasa en el cuerpo, esto debe ser visto como un camino para alcanzar nuestros objetivos y no como un suplicio. Y es que si lo estamos padeciendo, lo más posible es que recaigamos nuevamente y de mala manera en aquellos hábitos que nos harán volver rápidamente al lugar desde el que comenzamos. Entonces, la modificación en nuestros hábitos tiene que ser saludable y tiene que poder incorporarse en nuestra vida cotidiana sin problemas.

La dieta

La dieta es uno de los factores fundamentales para perder grasa del cuerpo. Pero, de nuevo, no se trata de vivir a pollo y ensalada todos los días y en todas las comidas, sino que debemos saber armar nuestros platos. Si nos faltan nutrientes, no vamos a poder dar lo mejor de nosotros mismos durante el entrenamiento, al tiempo que podemos tener graves problemas de salud. Además, si nuestra dieta es extremadamente restrictiva, es probable que duremos muy poco tiempo en ella, no llegando a lograr nada o terminando peor de como estábamos. Lo importante es consumir equilibrado, completo y saludable.

Algunos elementos que no deberían faltar en una dieta que busca ayudarnos a bajar de peso son los que tengan: semillas, ácidos grasos, nueves, Omega 3, como así también vegetales y carnes blancas. Es importante además reducir considerablemente el consumo de bebidas alcohólicas y de gaseosas.

El agua

Sabemos que el agua es fundamental, tanto para mantener un buen estado de salud como para bajar de peso. Debemos tomar por lo menos 3 litros al día, distribuidos a lo largo de todo el día. Esto será de gran utilidad, también, debido a que no son pocas las ocasiones en las que nuestro cuerpo tiende a confundir a la sed con el hambre.

La actividad aeróbica

Si lo que queremos es quemar grasa de nuestro cuerpo, la actividad aeróbica puede ser nuestra mejor amiga. Y es que es en ella en la que quemamos la mayor cantidad de calorías y de grasa corporal. En este sentido, es mucho el ejercicio aeróbico que podemos realizar sin necesidad de ir a un gimnasio. Desde salir a correr por el barrio, pasando por salir a andar en bicicleta o saltar a la soga si tenemos una, todas estas actividades son fundamentales para lograr cumplir nuestro objetivo y no necesitamos un gimnasio para hacerlas.

Para tonificar

Si tus objetivos para realizar Fitness en tu hogar tienen que ver con tonificar tu cuerpo, vamos a contarte a continuación acerca de unos ejercicios que no pueden faltarte para cumplir estos objetivos.

Los fondos en banco

Estos ejercicios son perfectos para trabajar gran parte del tren superior del cuerpo. Además, es sencillo porque todos contamos con algún tipo de banco que pueda sernos de utilidad para estos objetivos.

Lo que vamos a hacer, en primer lugar, es colocarnos sentados sobre un banco, en su borde. Con los brazos extendidos, vamos a colocar las manos a ambos costados de nuestro cuerpo, con los puños mirando hacia adelante. Una vez que ya estamos en esa posición lo que vamos a hacer es desplazar nuestro cuerpo (no las manos) hacia adelante, hasta despegar los glúteos del banco. Manteniendo la espalda recta y las piernas extendidas hacia adelante, vamos a bajar nuestro centro de gravedad lo más bajo que podamos, sin tocar el suelo, hasta que nuestros codos queden mirando hacia atrás y nuestros antebrazos de forma paralela al techo. Una vez que ya llegamos a estar de esa manera, volvemos lentamente a la postura inicial.

Lo ideal para que el ejercicio funcione correctamente es hacer al menos 4 series, de entre 10 y 12 repeticiones cada una. Se trata de un ejercicio ideal para trabajar hombros, tríceps y pectorales.

Las sentadillas

Las sentadillas son ese ejercicio que no puede faltar en ninguna rutina, ni en un gimnasio ni en tu hogar.

Para hacer bien las sentadillas, vamos a pararnos con los pies separados aproximadamente al ancho de las caderas. Cuidando de no doblar la espalda, vamos a bajar glúteos hacia atrás, llevando las rodillas hacia adelante sin que éstas superen la línea de los pies, hasta que las piernas formen ángulos de 90° cada una. Es muy importante que una vez allí podamos mantener la posición durante algunos segundos, subiendo luego nuevamente, pero de forma muy lenta. Además, para trabajar más músculos, podemos al subir apretar los glúteos cuidadosamente.

También debemos hacer al menos unas 4 sesiones de 10 repeticiones. Es un ejercicio que, además, podemos realizar utilizando una pesa que sostengamos con las manos, en caso de que tengamos una en el hogar.

Entre los músculos que se trabajan con este ejercicio encontramos los de los muslos y las piernas, como así también los de los glúteos.

Ejercicios de escaleras

Esto es muy bueno para las piernas y para los muslos. Si tenemos un banco de step en casa es ideal pero, en caso contrario, podemos usar escaleras o escalones. Se trata de subir con un paso firme un escalón y, con la pierna contraria, subir la rodilla lo más alto que podamos, como llevándola al pecho. Vamos a bajar luego primero esa pierna y después la otra, procediendo a repetir el ejercicio con la pierna contraria.

Vamos a hacer un mínimo de 4 series de 12 repeticiones con cada pierna. Es importante que alternemos las piernas durante el ejercicio en lugar de hacer primero con una y después con la otra.

Pull Over

Todos tenemos en casa alguna mancuerna, aunque sea pequeña, o conocemos a alguien que tiene y que puede prestarnos. Vamos a acostarnos en un banco que tengamos en la casa con la mancuerna sostenida entre nuestras dos manos. Vamos a ponerla, con los brazos extendidos hacia arriba, a la altura de los pectorales. Vamos a dejar que muy lentamente nuestros brazos caigan por detrás de la cabeza, volviendo a la posición inicial para continuar.

En este caso, estamos trabajando dorsales, tríceps y pectorales.

El remo horizontal

Calma, no necesitás un bote a remos para poder hacer este ejercicio correctamente. Lo que vas a usar son dos mancuernas o cualquier elemento que tenga peso suficiente como para suplir esa función. Vamos a colocarnos en un banco plano, apoyándonos sobre él solamente con la rodilla y con la mano contraria a la que sostiene el peso. Es muy importante prestar atención a que nuestra espalda esté recta y no se mueva. Vamos a extender el brazo con el peso en línea recta hacia abajo. Desde ahí, lo vamos a extender hacia atrás, buscando que éste quede en línea recta paralelo al cuerpo, con el puño mirando hacia atrás nuestro, y volvemos a la posición.

¡Y listo! Con lo que vimos en esta ocasión puede bastar para que comiences tu vida Fitness en el interior de tu hogar, sin tener que gastar dinero y tiempo en el gimnasio. Lo importante es que seas constante y que, en caso de ser necesario, solicites asesoramiento para ir variando tu rutina y que ésta siempre funcione.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here