¿Cómo combatir la retención de líquidos?

Cuando el verano y el calor comienzan a hacerse presentes, hay un problema que afecta y preocupa a muchas personas: la retención de líquidos. La retención de líquidos no sólo genera malestar físico en las personas que la padecen sino que, además, genera alteraciones estéticas que a muchas personas afectan considerablemente.

Hablemos sobre la retención de líquidos

Muchos son los factores que pueden dar lugar o contribuir a que se genere retención de líquidos. Uno de los más frecuentes tiene que ver con la falta de ejercicio y con llevar una vida sedentaria. También puede provocarlo una mala nutrición, un embarazo, la menopausia, una insuficiencia cardíaca o la cirrosis, entre otros motivos.

En muchas ocasiones, además, la retención de líquidos es una respuesta natural de nuestro cuerpo frente a malos hábitos de hidratación. Ocurre especialmente cuando comienzan los días de calor, para las personas que no están acostumbradas a beber las cantidades suficientes de agua en el día. En ellas, el cuerpo acude a retener líquidos para abastecerse en caso de que no resulte suficiente la hidratación que vaya a recibir por parte del consumo.

Algo que debemos destacar acerca de la retención de líquidos tiene que ver con que es un problema realmente fácil de identificar cuando ocurre. Lo que más comúnmente notamos en estos casos es una hinchazón en el abdomen, en manos y pies, un aumento en el peso que podemos notar en la balanza y, también, que los elementos y la vestimenta que utilizamos con frecuencia nos ajusta mucho más de lo debido.

Otra de las maneras de identificar con claridad que estamos sufriendo de retención de líquidos, es presionando una parte del cuerpo que notemos que está inflamada, con fuerza, procediendo luego a soltar. Si cuando soltamos notamos que la marca de ese apriete dura durante algunos segundos más de lo esperado, eso significa que estamos padeciendo de retención de líquidos.

¿Se puede evitar?

Evitar la retención de líquidos es posible. Uno de los pasos más importantes que no podemos dejar de tomar en cuenta si lo que queremos es prevenir este problema, es eliminar o por lo menos reducir considerablemente el consumo de sal. La sal es uno de los elementos que más fomenta que nuestro cuerpo desarrolle una tendencia a acumular líquidos, sin ser esto necesario. Al mismo tiempo, así como evitar la sal, tomar suficiente agua por día es otra de las maneras fundamentales a las que tenemos que atender si queremos evitar la retención de líquidos. Las diferentes impurezas de nuestro organismo también fomentan que tendamos a acumular líquido. El consumo de abundantes cantidades de agua a lo largo de todo el día es una de las mejores maneras de lograr que dichas impurezas se eliminen de manera natural. Asimismo, si tomamos la suficiente cantidad de agua, nuestro cuerpo se va a acostumbrar a estar bien hidratado, por lo que ya no sentirá la necesidad de acumular líquidos.

Tips a tener en cuenta para evitar la retención de líquidos

A continuación te vamos a brindar algunos tips que te pueden ser de gran utilidad para prevenir la retención de líquidos. Es importante que los sigas todos si querés evitar que este problema te suceda y sentirte mal al respecto, tanto a nivel físico como estético.

Hacer suficiente ejercicio

Hacer ejercicio no significa que tengas que salir corriendo a inscribirte en un deporte que no te guste o a pasar horas y más horas adentro de un gimnasio. Lo importante en este caso es evitar a toda costa llevar una vida demasiado sedentaria.

En lo que refiere al estilo de ejercicio, este es de lo más variado: podés salir a correr, a caminar, salir a andar en bicicleta, hacer natación, pilates, entre tantas alternativas con las que hoy contamos en las palmas de nuestras manos. Algo importante es elegir una actividad que nos guste, para poder asegurarnos de que vamos a ser constantes y que no vamos a abandonar a las dos semanas de práctica. Además, se sabe que cuando una actividad física realmente se disfruta, el desempeño que dejamos en ella es mucho mayor, pudiendo obtener entonces mejores resultados de su práctica.

Además, es importante resaltar que realizar actividad física con frecuencia trae consigo también importantes beneficios mentales y emocionales. No sólo nos ayuda a distraernos al tener que estar enfocados en otra cosa, sino que, además, está comprobado que la actividad física mejora considerablemente nuestro estado de ánimo.

Buscar alimentos que sean diuréticos

Esta es una excelente manera para depurar el organismo. No sólo nos ayuda a combatir y a eliminar la retención de líquidos, sino que además nos ayudará a bajar de peso si eso es lo que deseamos. Y es que son muchos los casos en los que se cree que se tiene sobrepeso, cuando, en realidad, lo que se tiene es tendencia a sufrir de retención de líquidos.

Entre los mejores alimentos diuréticos que podés conseguir en cualquier tipo de mercado, se destacan los siguientes:

– La cebolla: recomendada además para las personas que sufren de insuficiencia renal.

– La sandía: lo bueno de esta rica fruta que en el verano podemos encontrar por cualquier parte tiene que ver con que gran parte de su composición es agua.

– El perejil: cuando se padece de retención de líquidos crónica, el perejil es recomendado en forma de infusión, ya que es excelente para eliminar los líquidos acumulados en el cuerpo.

– El vinagre de manzana: si bien este no combate específicamente la retención de líquidos, sí combate uno de los síntomas o consecuencias de ello, como lo es la caída en el nivel de potasio de nuestro cuerpo. El nivel de potasio tiende a verse alterado cuando se tiene retención de líquidos y es muy importante para nuestra salud mantenerlo estable.

– El té verde: el té vede es famoso no sólo por ser un potente antioxidante, sino además por ser uno de los mejores alimentos diuréticos y naturales.

– El diente de león: muy popular especialmente dentro de lo que se considera como medicina alternativa, el diente de león es muy recomendado cuando se tiene tendencia a sufrir de retención de líquidos.

– La naranja: muchas veces las toxinas de nuestro cuerpo no pueden ser correctamente eliminadas como consecuencia de un mal funcionamiento en los riñones. Es entonces cuando el alto contenido de vitamina C de las naranjas entra en acción para favorecer que este funcionamiento se regularice y las toxinas puedan ser nuevamente eliminadas de la manera correcta.

– Los arándanos: no sólo es uno de los mejores alimentos con factores antioxidantes de la naturaleza, sino que, además, ayuda a eliminar las toxinas al tiempo que previene las enfermedades urinarias que obstaculizan esto.

Consumir alimentos con magnesio

¿Por qué el magnesio? Porque también cumple un rol fundamental en la eliminación del exceso de líquidos. Además, es fundamental para prevenir una gran diversidad de enfermedades al tiempo que optimiza el funcionamiento de muchos de nuestro órganos.

Los alimentos que cuentan con grandes proporciones de magnesio son los que mencionaremos a continuación:

– La leche: independientemente de que sea líquida, procesada o en polvo, la leche cuenta con altos niveles de magnesio en su composición.

– El salvado: todos los tipos de salvado son muy ricos en magnesio, tanto el de trigo como el de avena.

– Las semillas de girasol: son muy ricas en magnesio.

– Las hierbas en estado seco: en este caso podemos reconocer que no sólo aportan excelentes niveles de magnesio sino que, además, son excelentes para condimentar las comidas y así evitar el uso innecesario de la sal, que puede ser perfectamente reemplazada por estas. En esta categoría encontramos, ricos en magnesio, el cilantro, el perejil y la hierbabuena.

Una opción indispensable: alimentos ricos en potasio

El potasio es fundamental para que cualquier organismo humano pueda funcionar correctamente. Es uno de los principales encargados de hacer que funcione como corresponde, de manera ordenada y sin dificultad. Al mismo tiempo, podemos destacar que se trata de uno de los nutrientes que mayores niveles emite de electrolitos, los cuales garantizan que la eliminación de líquidos del cuerpo pueda ser fluida y adecuada.

Algo que debemos aclarar acerca del potasio, tiene que ver con un mito que se ha difundido a falta de información. Es frecuente que se considere que el potasio proviene solamente de las bananas. Ahí hay un problema, porque están aquellas personas a las que esta fruta no les agrada o que consideran que no pueden estar todos los días de su vida comiendo bananas. Entonces, debemos aclarar que, si bien tiene presencia en otros alimentos, el potasio puede encontrarse en proporciones interesantes en las siguientes frutas: el melón, la naranja, el kiwi y, claro, la banana. Al mismo tiempo, lo podemos encontrar con fuerte presencia en verduras tales como la palta, la remolacha, la col y la papa.

Tratamientos para eliminar la retención de líquidos

Todo lo mencionado hasta ahora es necesario de ser llevado a cabo si lo que se quiere es prevenir o dejar de padecer la retención de líquidos. Sin embargo, vamos a hablar ahora también acerca de métodos para eliminar las molestias que la retención de líquidos ocasiona cuando ya se ha hecho presente.

Una de las mejores maneras de combatir la retención de líquidos a través de tratamientos, es acudiendo a un buen masaje depurativo. Por esto, vamos a hablarte ahora acerca de dos alternativas excelentes para esto: el drenaje linfático manual y el drenaje linfático mecánico.

Sobre el drenaje linfático manual

Lo primero que podemos decir acerca de esta técnica es que es una de las más efectivas en lo que a la eliminación de líquidos que se encuentran retenidos refiere. Esto tiene que ver con que limpia el organismo y activa el funcionamiento del sistema linfático.

Algo muy importante es que este tipo de técnica sea llevada adelante necesariamente por un especialista que cuente con el título en cuestión para ello. Esto es porque tiene que ser una persona que sepa bien cómo drenar correctamente los líquidos a partir de un tipo de presión en particular, en determinadas zonas del cuerpo.

Conozcamos el drenaje linfático mecánico

En este caso, podríamos decir que estamos hablando de un tratamiento más avanzado para la eliminación de la retención de líquidos, que se complementa además con ciertas partes de la técnica manual. Generalmente, es un procedimiento que se recomienda para las personas que están pasando por una situación moderada de retención de líquidos. De todos modos, con cuidado y en un centro certificado se puede llevar adelante también para quienes presentan un caso severo.

Como hemos podido observar, la retención de líquidos es un problema físico y estético, pero que puede resolverse con un poco de conducta y fuerza de voluntad. Incorporando a la dieta cotidiana los alimentos mencionados, eliminando la sal, tomando más agua y haciendo ejercicio con regularidad, vamos a poder notar cambios sustanciales en nuestro cuerpo y en nuestro peso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here